[VÍDEOS] EL PUEBLO GRIEGO ANTE EL PELIGRO MIGRATORIO

El presidente islamoconservador Recep Tayyip Erdogan abrió las puertas a los refugiados para intentar presionar a Europa. 3,6 millones de inmigrantes podrían pasar las fronteras griegas, acelerando por lo tanto la sustitución demográfica que sufren nuestras naciones. Por ahora, Turquía organiza salidas de autobuses hacia Grecia donde la tensión es cada vez más palpable.

TURQUÍA ORGANIZA LA SUSTITUCIÓN DEMOGRÁFICA

El Presidente turco ya lo había expresado hace unos meses: la demografía es un arma que no descarta usar. Es más: es una estrategia que ya ha puesto en marcha, ayudando a las parejas turcas para que tengan « tres hijos por mujer, y eso como mínimo ».

Por el momento, Erdogan usa la demografía turca para crear fuertes comunidades locales en Alemania y en el Este de Francia, donde incluso llegó a hacer mítines durante la última campaña electoral. Pero en España, aún no lo tiene planteado.

Para los países del Sur de Europa, lo que nos va a llegar son principalmente oleadas de inmigrantes afganos, sirios y kurdos. Entre los cuales habrá terroristas del Estado islámico, cuya derrota solo significa que va a aumentar el número de atentados aislados en Europa, como los de París, Barcelona o Bruselas.

Por ahora, los turcos organizan autobuses en dirección a la frontera de Grecia. Ahí se concentran miles y miles de supuestos refugiados.

ENFRENTAMIENTOS ENTRE GRIEGOS Y SUPUESTOS REFUGIADOS 

Varios vídeos demuestran los enfrentamientos entre los recién llegados y la policía griega. Tiran piedras y todo tipo de proyectiles contra las fuerzas del orden. En cambio la policía no replica con armas letales, como algunos lo cuentan en las redes sociales, sino con gases lacrimógenos.

Grecia ha decidido hacer uso del ejército en los próximos días junto a la frontera con Turquía, en particular en Orestiada (región de Tracia). Ahora cabe esperar para saber si esta medida será eficaz o si se tendrá que enviar más tropas para impedir los cruces ilegales.

Los ciudadanos griegos organizan grandes manifestaciones contra la inmigración masiva. Parece ser que las mentes se rebelan contra la submersión migratoria.

 

LA UE NO SIRVE PARA NADA

Por mucho que tengamos fronteras comunes con reglas comunitarias especificas a propósito del derecho de asilo, seguimos careciendo de coordinación para proteger esas fronteras y construir cualquier tipo de solidaridad interna.

España, Italia y Grecia sufrimos las políticas anti comerciales alemanas, pero sí gestionamos las fronteras de los países norteños. El dispositivo de la convención de Dublin es un grave problema: hace que los países por los cuales entran los inmigrantes tengan que gestionar todas las peticiones de asilo. Las políticas comunitarias añaden aún más pobreza donde ya tenemos economías frágiles.