TWITTER CONSIENTE LA TENDENCIA «YO TAMBIÉN SOY TERRORISTA»

La compañía multinacional ha consentido el hashtag donde varios usuarios de extrema izquierda han emitido mensajes que pudieran constituir un delito de apología y enaltecimiento del terrorismo. La polémica se ha suscitado al recordar la diputada del PP Cayetana Álvarez de Toledo en sesión plenaria, que el FRAP, la organización donde militó el padre de Pablo Iglesias junto a Esteban Ibarra, fue un grupo que realizó atentados terroristas y asesinó a 6 personas.

Los escándalos siguen sacudiendo a la multinacional privada a la que el mismo Trump ha amenazado con cerrar por censurar mensajes del propio Presidente de Estados Unidos. En España el malestar con la compañía es creciente por censurar mensajes sin orden judicial y permitir que se hiciera tendencia «matar a Abascal»

Álvarez de Toledo espetó en el Congreso que Pablo Iglesias es “un hijo de terrorista», lo que generó la indignación de la extrema izquierda.