TRUMP «THE FIXER». TRUMP EL SOLUCIONADOR DE PROBLEMAS.

En la Edad Media los Reyes gobernaban los Estados, manteniendo una compleja relación de equilibrio de poder con una Nobleza, que en ocasiones tenía más poder que el propio Rey. Hoy en día en democracia, los Presidentes ejercen la función de gobierno de los reyes medievales, y al igual que antaño, tienen que mediar con el equivalente a la Nobleza, que hoy en día son los poderes económicos (en un sentido abstracto).

El Rey podía ser un pelele sumiso que aceptaba la voluntad de la Nobleza (que buscaba generalmente su lucro particular), lo que se traducía en naciones débiles; o por el contrario el Rey adoptaba un papel primordial, y utilizaba a la Nobleza para el engrandecimiento de su nación.

Hoy igual que ayer, un Presidente, es decir, el jefe del Gobierno de un país, se enfrenta al mismo juego de poderes. Hay presidentes sumisos y conformistas, y hay presidentes que buscan dejar su nación en una situación mejor que la que se encontraron al inicio de su mandato.

TRUMP LLEGÓ PARA ARREGLAR LOS PROBLEMAS CREADOS POR OTROS

Cuando Obama le preguntó al jefe de Apple por el futuro de la deslocalización del gigante tecnológico en Asia, el popular Steve Jobs le respondió con la famosa frase de que «los empleos que se van a China ya no volverán». Obama se limitó a asentir con la cabeza y a centrar sus preocupaciones en cómo conseguir el Nobel de la Paz, a pesar de estar los ocho años de su mandato en guerra continua.

Trump llegó precisamente para arreglar este tipo de situaciones, no para asistir impasible a los acontecimientos, como mero espectador.

Nos puede gustar más o menos su genuino estilo de empresario ejecutivo de Nueva York, pero lo cierto, lo que aún muchos se niegan a aceptar, es que Trump llegó para solucionar los problemas creados por una larga lista de sus antecesores en el cargo.

Deslocalización empresarial, guerras de dudosa legitimidad, precariedad laboral, deuda pública disparada, inmigración masiva, desigualdad social… La gente votó a Trump porque buscaba alguien que diera soluciones a los problemas diarios de mucha gente, a los que se les decía que las soluciones eran imposibles por su complejidad. ¿Os acordáis del Señor Lobo, el  «solucionador de problemas» (fixer) de la película Pulp Fiction? Trump ha hecho posible lo que parecía imposible.

Dentro de 90 días tendrá lugar la reelección del Presidente Trump. La oposición anti-Trump ha desplegado todo tipo de tretas a la desesperada en busca de una inestabilidad que facilite lo imposible, que Biden gane.

Obama y Hillary son Pedro Sánchez y Pablo Iglesias, y Biden (que ya fue Vicepresidente con Obama) sería algo así como un Garzón que ha hecho millonaria a su familia gracias a las guerras. No puedo afirmar que Trump ha sido lo mejor que le ha pasado al Mundo, pero sin duda, si Biden gana, el Mundo estará bastante peor.

Foto original sin cambio: Donald TrumpCC BY SA 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *