Radar de 6 millones de euros para detectar pateras desde 2015 en almacén

Suena a titular increíble, pero así es… El Gobierno de Mariano Rajoy pagó en el año 2015 seis millones de euros por un radar para el SIVE (Sistema Integrado de Vigilancia Exterior), se pretendia con esta compra que el mencionado radar cubriera la zona norte de Lanzarote, en la cual no hay cobertura y las pateras no eran localizadas. Pues bien, desde 2015 este radar sigue sin usarse y empaquetado en un almacén de Teguise (Lanzarote) a la espera de que sea instalado para poder darle uso.

Esta situación se debe a problemas burocráticos debidos a la lentitud de una expropiación para su instalación, la cual el Ministerio del Interior no ha podido cerrar aún con los propietarios del terreno. Su instalación debía de llevarse a cabo en una zona llamada el Risco de Famara.

La AUGC (Asociación Unificada de Guardias) ha manifestado en varias ocasiones su malestar y rechazo por la falta de medios y la situación que esto ha generado, además han señalado la necesidad de mejorar la capacidad del sistema electrónico de fronteras, debido a que esa zona de Lanzarote está sin cobertura y las pateras no pueden ser detectadas cuando se acercan a aguas españolas.