¿QUÉ ES REALMENTE PODEMOS?

Desde hace unos meses se viene insistiendo en la idea de un “Gobierno Social Comunista” de Pedro y Pablo con vínculos con el chavismo y su deseo de implantar una dictadura bolivariana en España. Vamos a analizar que hay de cierto en todo esto y quién es de verdad Podemos y su líder Pablo Iglesias desde un prisma de derecha a izquierda.

UNA EVIDENTE CONEXIÓN CON EL CHAVISMO

La verdad es que dadas las evidentes conexiones de Podemos con el chavismo y la implicación de muchos de sus dirigentes (Pablo Iglesias, Monedero etc…), parece evidente que esto es así. También parece más que evidente la procedencia de sus líderes de la izquierda más rancia. Las manifestaciones extremas y el clima de enfrentamiento civil, que recuerda a una parodia del Frente Popular del 36, no ayudan nada a tener una visión objetiva de ese movimiento.

LA IMAGEN SUPLANTA A LA REALIDAD

De Pedro Sanchez sólo cabe decir que es un ambicioso sin escrúpulos, algo bastante evidente excepto para los millones de personas cegadas por la ideología y la continua propaganda de los medios de comunicación.

Todo esto y mucho más parecen evidentes, pero como ya dijo el ministro de su graciosa majestad Benjamín Disraeli, ya a finales del siglo XIX, la política real se mueve entre bambalinas de lo que se ve… Esto a partir de la aparición de la llamada “Sociedad del Espectáculo” (Guy Debord), donde la imagen aparente ha suplantado a la realidad, se hace cada vez más difícil de atisbar. 

EL ORIGEN DE PODEMOS

Empecemos por el origen de Podemos que todos concretan en el 15M, pero que en realidad apenas están interconectados. En el 15M surgieron una serie de movimientos variopintos que en un primer momento parecieron ser transversales al eje derecha-izquierda, pero que luego fueran lentamente fagocitados por la extrema izquierda de siempre (La izquierda indefinida según Gustavo Bueno). De estos movimientos podríamos destacar a Democracia Real Ya, Partido X, Juventud sin Futuro etc…

Podemos no participó de ninguna de estas corrientes; la mayoría de su núcleo dirigente apenas asomó la cabeza desde la ventana de la facultad de políticas. Podemos es una creación del propio régimen para contener las protestas que se llevaron a cabo en los meses siguientes, para darles un cauce de representatividad. De hecho, alguien bastante objetivo con la realidad española como Daniel Estulin, apuntaba claramente a un sector del stablishment internacional en conjunción con la oligarquía local de tipo masonica, como el verdadero organizador y promotor de Podemos.

Ya hace unos años se rumoreaba sobre los contactos que tenía Pablo Iglesias para asistir a cursos en Ginebra, cuando era un completo desconocido. “Pocos líderes europeos realizan masters en la elitista European Graduate School (EGS) de Saas-Fee (Suiza), fundada en 1994, y especializada en impartir cursos sobre teoría política y medios de comunicación. Pero Pablo Iglesias, un joven antifascista desde temprana edad, tuvo la facilidad de graduarse en esta escuela reservada a las promesas de la política internacional.” 

Así mismo, Jesus Cacho, periodista muy conectado en todo tipo de cenáculos, se hacía eco en un artículo de la posibilidad de que Pablo Iglesias fuera un infiltrado de un servicio de información.

Aquí pueden ver a Pablo Iglesias Turrión junto a James Costos, embajador de Obama y hombre clave del establishment demócrata norteamericano.

PODEMOS, ¿UN PARTIDO AMERICANO?

Pero conspiraciones aparte, lo que si es un hecho es que Podemos ha dado un cauce y una vía muerta a las protestas que había en España y el descontento general. También en cierto momento sirvió para apuntalar a un político inane que ha hecho del tancredismo su única forma de estar en el gobierno (Mariano Rajoy Brey). Podemos jamás ha hecho una crítica de la alianza con EEUU, la pertenencia a la OTAN o la presencia de bases americanas en nuestro suelo.

CEPS (Centro de Estudios Politicos y Sociales) es el núcleo original ideológico de Podemos… De hecho ha habido hasta 12 diputados provenientes de esta fundación. 

Sus máximos inspiradores son profesores (Laclau y Mouffe entre otros) y recogen las teorías posmarxistas creadas en esas universidades norteamericanas.

La tarea de la izquierda no puede por tanto consistir en renegar de la ideología liberal-democrática, sino al contrario, en profundizarla y expandirla en la dirección de una democracia radicalizada y pluralista.

PODEMOS NO ES COMUNISTA

Podemos en su praxis ideológica y política no es comunista, en ninguno de sus aspectos salvo algunos de tipo cosmético y fetichista. Podemos recoge en general las grandes líneas ideológicas del régimen del 78.

Federalismo y derecho originario de los pueblos, recoge en su ideología el plurinacionalismo que también recoge nuestra Constitución. Podemos en su práctica no aspira a un estado de tipo soviético, sino a servir de palanganero a las oligarquías separatistas vasca y catalana principalmente. En esto coinciden con el programa confederal y filoseparatista del PSOE, que tiene la ambición de cambiar la constitución de España para su partición. A Podemos se le llena la boca con lo público, pero niegan el contenedor de éste que es el estado y la nación. 

Podemos es el Globalismo en estado más puro y extremo, se relaciona con el magnate George Soros que tiene a Pablo Iglesias y a otros dirigentes en su lista de colaboradores de la Open Society. La ideología de género y el cambio climático, son las grandes ideologías de le élite globalista. De hecho Pablo Iglesias es el encargado de dirigir desde el gobierno la globalista agenda 2030 dictada por la ONU. Es decir es la Sociedad Fabiana (Socialdemocracia de las élites financieras) llevada de una forma fundamentalista y demagógica.

En enero de 2019 Podemos tumbó la Ley de Alquileres que llevó el PSOE al congreso. Los grandes fondos de inversión extranjeros como Blackstone o Lone Star,  pudieron respirar tranquilos sabiendo que los miles de pisos que poseen en España estaban asegurados.  Podemos no ha hecho ninguna protesta sobre las ganancias de esos mismos fondos buitre.

EN CONCLUSIÓN:

PSOE y Podemos, en tanto que posmarxistas, están al servicio de las élites liberales y socialdemócratas del capitalismo financiero y de las instituciones globalistas.

Podemos no es un partido nefasto por ser comunista, sino por ser básicamente contrario a la Nación Española y al servicio de élites extranjeras.

 

Foto original sin cambio: thierry ehrmannCC BY 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *