ORBAN Y VISEGRADO PLANTAN CARA A HOLANDA Y ACUSAN SU PRIMER MINISTRO DE COMUNISTA

A diferencia de nuestro pusilánime Presidente Pedro Sánchez, que considera a Rutte un amigo y acepta los ultimatums de los frugales en forma de crédito con intereses, el Presidente de Hungría, con el apoyo de la República Checa, Eslovaquia y Polonia, ha acusado al Primer Ministro holandés de odiar a los húngaros y de practicar un «estilo comunista» por intentar vincular las ayudas europeas a la aceptación de la ideología liberal emanada de Bruselas.

La tensión ha sido tan elevada que Ángela Merkel se ha visto obligada a actuar para relajar el clima de enfrentamiento dentro del seno de la UE.

Ante la situación de ruina económica en España y la falta de solidaridad entre los estados miembros de la UE, España e Italia deberían apoyar a los miembros del pacto de Visegrado aunque fuera sólo por interés.

Holanda y el grupo de los frugales, consiguieron recientemente modificar el acuerdo alcanzado con España, por el que de los 140.000.000 € otorgados por la UE, se tendrá devolver la mitad al menos. Lo peor es que este acuerdo fue vendido en España como un gran éxito por gobierno y oposición.

Está claro que las ayudas europeas están vinculadas a la aceptación de la ideología de la UE, como por ejemplo el inmigracionismo. Como bien dijo Pablo Iglesias, el 25% de las ayudas europeas concedidas a España irán a la «integración de los inmigrantes», algo que no podrían aceptar los gobiernos de Visegrado.

Foto original sin cambio: Kremlin.ru

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *