ORBAN EXIGE EL FIN DE LAS SANCIONES A BIELORRUSIA

El mandatario húngaro promotor de la Europa de Visegrado y verdadero azote de la Europa progre de Bruselas, visitó a su homólogo bielorruso Aleksander Luksahenko, a quien la UE considera el último dictador de Europa. El viaje buscaba el acercamiento de Bielorrusia a la nueva Europa de Visegrado y la profundización de las relaciones de Hungría con la Unión Euroasiática, un ente del que forman parte Bielorrusia, Rusia o Kazajstán.

«Es imposible construir la cooperación con sanciones. Por eso para la Unión Europea llegó la hora de anular sanciones contra Bielorrusia«, dijo el presidente húngaro ante los medios de comunicación europeos y de ambas naciones.

Orban mostró el apoyo a Lukashenko para entrar en la Organización Mundial del Comercio y ambos presidentes departieron acerca de la superación del conflicto en Ucrania que enfrenta al Gobierno ucraniano con las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk, que reciben un apoyo parcial de la Federación Rusa. Los dos mandatarios coincidieron en que la paz y el entendimiento es necesario para el desarrollo de la nueva Europa.

Foto original sin cambio: Kremlin.ru