NO ES UNA LUCHA DE CLASES: ES UNA LUCHA DE ESPAÑA CONTRA LA INEPTITUD

Por el Dr. Manuel Peón

Nos enfrentamos a un gran problema. La sociedad está donde quieren Podemos y Soros. Sus medios de comunicación han empezado la campaña de «una guerra de clases» de pijos ricos acomodados protestando por mantener sus privilegios.

¿Por que lo hacen? Si solo protesta la clase media y alta, esto tiene un final como Venezuela, pues lo que se busca con esta imagen, es provocar la reacción de una izquierda que ahora mismo está desmoralizada y desmovilizada. En el peor de los casos, si no logran la movilización de la izquierda, utilizar el «yo me quedo en casa» como defensa pasiva, para forzar enfrentamiento y división entre dos supuestos bandos, y culpabilizar de los desastres sanitarios y económicos a la «irresponsabilidad individual de unos pocos».

Están siguiendo un plan prestablecido de manipulación social, que las élites de Podemos han aprendido en Venezuela, y que han visto cómo ha funcionado en otros escenarios como Ucrania (Maidan), o Serbia (Optor). Y siempre con la misma mano negra que lo dirige, Soros.

Es por esto, que para intentar evitar una protesta generalizada de toda España, el Gobierno de Sánchez e Iglesias ha puesto en marcha su plan para crear compartimentos estancos, en redes sociales muy polarizadas donde la gente solo habla a los que piensan como ellos y radicalizan artificialmente la situación,  vendiendo la imagen de que la protesta es «de los pijos de Vox del Barrio Salamanca».

La mecha de la protesta ha prendido en toda España, y un Gobierno amigo de Soros ha lanzado su estrategia de defensa a la desesperada de división en dos bandos, utilizando al sector más fanático y politizado, que sigue exactamente la misma hoja ruta de venezuela, no en vano ellos se empaparon en ese proceso y conocen bien los resortes y las resistencias.