Netflix, apropiación cultural e historia occidental

La motivación de este breve artículo es poner de relieve por una parte la contradicción de la izquierda frente al uso de la expresión aproximación cultural y por otra, la nefasta influencia que las plataformas de streaming tienen en la construcción del imaginario colectivo de las sociedades europeas.

Para la clase trabajadora, el bajo coste de una suscripción a las diversas plataformas televisivas que existen supone un fácil acceso a un bien de consumo, el cine, que con los años ha dejado de ser un lujo para quienes se podían permitir ir a las salas regularmente a ser la principal fuente de entretenimiento, pero también de formación intelectual, o al menos de un sustitivo de esta.

¿Qué es la apropiación cultural? Es un término puesto en circulación por la izquierda posmoderna e indefinida para etiquetar a aquellos blancos que se «apropian» de elementos que conforman culturas que no sean originarias de Occidente como por ejemplo un peinado de rastas, pintarse la piel de negro para disfrazarse o escuchar música rap nacida en los suburbios norteamericanos.

Sin embargo, esta práctica no solamente tiene una dirección puesto que desde plataformas televisivas tales como Netflix, HBO o Amazon Prime se aplica en un sentido inverso. ¿En qué consiste? En coger las obras literarias y audiovisuales clásicas europeas y deformar su mensaje así como la apariencia de sus personajes para vaciarlos del significado original.

¿Por qué? El objetivo es doble y está relacionado, por una parte se trata de crear un nuevo mundo en el que los blancos no tengan raíces – los libros y las películas, así como los poemas y las efemérides son mitos movilizadores que dotan de un sentido metafísico a las comunidades para ser tal cosa – y por otra parte, es un insulto al resto de pueblos, puesto que no se llevan a la gran pantalla sus ritos o sus héroes sino que simplemente se adapta su estética a la de los europeos.

Dada la gran difusión que tienen estas plataformas, un nacido en esta década puede vivir ignorando completamente episodios clave de la historia de su país, porque a fin de cuentas, tratan de crear una gran masa uniforme completamente indefinida, sin mitos, sin pasado y por lo tanto sin razón para ser y existir ahora y proyectarse hacia el futuro.

Foto original sin cambio: Ghaith baazaouiCC BY-SA 3.0