Muere un voluntario de la vacuna promocionada por Bill Gates y Sánchez

Según el medio brasileño O Globo, la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria de Brasil (Anvisa) informó del fallecimiento de un participante en los ensayos llevados a cabo con la vacuna de Oxford «por complicaciones por la Covid»

La farmeceútica Astrazeneca ha manifestado que la muerte del «conejillo de indias» no tiene nada que ver con el suministro de su vacuna, pero lo cierto es que ya se han contabilizado varios casos de personas gravemente enfermas tras participar en dichos ensayos.

La vacuna de Oxford y que es la favorita de Bill Gates y Pedro Sánchez, a diferencia de otras vacunas desarrolladas con adenovirus debilitados, se ha desarrollado a partir de un virus modificado genéticamente, lo cual genera una enorme desconfianza entre la población.

AstraZeneca declaró que se trataba de un paciente que recibió un placebo. Nos cuesta creer lo que dice esta empresa, ya que cuando se informó de que un primer paciente de la vacuna presentaba trastornos psicológicos (una mielitis transversa), AstraZeneca y Oxford declararon que se trataba de una persona que ya tenía esta enfermedad antes de ser voluntario para la vacuna y que no se le había detectado.

Una versión de los hechos extraña, porque pocas semanas después un segundo paciente de AstraZeneca contrajo la misma enfermedad. ¿Qué pasa con estos pacientes? O es casualidad, o es mentira, ustedes eligen. Esa es la vacuna que compró el Gobierno de Sánchez y que quiere utilizar para «vacunarnos».