Maduro, el mestizo adulador del criollo Simón Bolivar, exige perdón a España

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha reclamado al Rey de España, Felipe VI, que se deje de celebrar el 12 de octubre como una fiesta y que en su lugar el monarca debería pedir perdón a América Latina por un supuesto «genocidio indígena» que hicieron los españoles en esa tierra, pese a que la mayoría de esos indigenas se alistaran al ejército realista frente a las huestes de su amado Simón Bolivar que da nombre a su movimiento.

En Venezuela a partir del año 2002, se dejó de celebrar cada 12 de octubre el Día de la Hispanidad, y esta fecha pasó a ser conmemorada como el «Día de la Resistencia Indígena». Es curioso que si nos ceñimos a la historia, una gran parte de la población indígena vio en los españoles una forma para librarse del caciquismo y de la brutalidad sanguinaria de sus jefes, y que precisamente estos que ahora defienden los intereses de la población indígena son los herederos de aquellos que una vez independizados del reino español cometieron atrocidades contra la población indígena. Por ello posiblemente quien debería de empezar a pedir perdón sería un mestizo criollo como Maduro.

Además el Presidente de Venezuela también aprovechó para anunciar que cambiará el nombre a la principal autopista de Caracas (Francisco Fajardo) por considerarlo un colonizador, y en su lugar la denominará Gran Cacique Guaicapuro Jefe de Jefes.

Foto original sin cambio: Eneas De TroyaCC BY 2.0