Los peones de Soros contra la Europa de Visegrado

Por José Luis Orella

La Europa de Visegrado (Hungría, Polonia, Eslovaquia y República Checa) es la región que más ha crecido económicamente de la Unión Europea, que más ha reducido los niveles de pobreza, que mantuvo en cero los atentados yihadistas y que tiene las cifras más bajas por millón de habitantes, a consecuencia del Covid-19. Según datos de la Universidad Johns Hopkins en Bélgica son 792, en España 589, en Italia 528, en Reino Unido 522 y en Francia 419 fallecidos, mientras en la Europa de Visegrado son en Hungría 46, en República Checa 28, Polonia 16 y en Eslovaquia 5.

Los triunfos de los gobiernos de Visegrado

Los partidos gobernantes Fidesz (Hungría), OĽaNO (Eslovaquía), PiS (Polonia), y ANO 2011 (República Checa), son de diferentes grupos políticos europeos. Los dos primeros son del Partido Popular Europeo, el tercero de los Conservadores y Reformistas, y el cuarto de los Liberales y Demócratas. Sin embargo, todos ellos confluyen en política nacionalistas y muy celosas de defender las instituciones democráticas que tanto les costó y que después de treinta años han recuperado. Todos ellos tienen en común la defensa de un programa social con fuertes ayudas económicas a colectivos de riesgo, que les ha proporcionado un electorado fiel en las personas mayores, en el ámbito rural y en los colectivos de trabajadores en riesgo de despido.

La pertenencia a grupos europeos moderados, la alianza con otras fuerzas moderadas, y la presentación a los principales cargos del Estado de personas sin pasado conocido, les ha facilitó un cambio de imagen del que se ha beneficiado en un aumento del apoyo de las clases medias urbanas. La lucha contra las antiguas élites comunistas y posteriormente contra los oligarcas liberales, acusados de corrupción, les dio sus primeros triunfos por su imagen de limpieza. En el momento actual los gobiernos de Visegrado gozan de una alta popularidad, lo que les convierte en un fuerte peligro para políticos como Guy Verhofstadt, antiguo líder del ALDE, el grupo liberal europeo, y que de forma habitual ha sido portavoz oficioso de las opiniones del oligarca George Soros, aunque vaya en contra de uno de sus miembros, como es el partido del gobierno checo.

Los colabos de Soros

Desde hace tiempo las instituciones europeas Tribunal de Justicia de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han atacado a los países de Visegrado, defendiendo la superioridad de las instituciones europeas sobre las nacionales, especialmente en casos de ingeniería social. Sin embargo, es ahora la propia Alemania, cuyo Tribunal Constitucional juzgo la no conveniencia de compra de deuda del BCE con el Tratado europeo y se negó a acatar la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la que pone en compromiso los dictados sin discusión de la UE.

No obstante, en diciembre de 2019, apadrinados por el oligarca George Soros, se reunieron los alcaldes de Budapest (Gergely Karácsony), Varsovia (Rafal Trzaskowski), Praga (Zdenek Hrib) y Bratislava (Matus Vallo) para ser los rostros de la colaboración con Soros y contra las políticas de sus gobiernos. Los alcaldes son denominados liberales, aunque en su mayor parte son jóvenes sin pasado político y representan grupos radicales que eran marginales hasta que recibieron asesoramiento y financiación.

En el caso de Budapest del Párbeszéd (verdes, aunque con apoyo de los antiguos comunistas y de los extremistas de Jobbik; en el caso de Varsovia  es de Platforma Obywatelska (Plataforma Ciudadana), vinculado al Partido Popular Europeo; en Praga del Česká pirátská strana (Partido Pirata), y en Bratislava un independiente con el apoyo del Progresívne Slovensko (Eslovaquia progresiva) y Spolu (Juntos).

Formaciones que defienden ciudades vinculadas con la globalidad, con proyectos futuristas y ayudas europeas que no pasarían por el filtro de sus gobiernos. Ciudades que se transformarían en el paraíso de que quienes tienen  el suficiente dinero para estar por encima de la lealtad a una patria o a una moral. Rafal Trzaskowski, alcalde de Varsovia, ha sido el primero que se ha posicionado directamente como el principal contrincante contra el presidente de la república polaca, Andrzej Duda.

 

Foto original sin cambio: World Economic ForumCC BY-SA 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *