LOS OKUPAS ACUSAN AL ULTRAIZQUIERDISTA LAGARDER DE AGRESIÓN SEXUAL

El vagabundo gitano rumano Lagarder Danciu, autoproclamado como gay, antifascista, separatista catalán y conocido por reventar diferentes actos políticos con sus soflamas paranoides, ha sido acusado por una casa de okupas por realizar una agresión sexual continuada a uno de sus miembros. Aunque teniendo en cuenta la interpretación penal de la izquierda, sería más propio hablar de violación.

La Casa Okupa «Casa Cádiz» ha emitido un comunicado en el que acusa al activista de realizar un abuso sexual continuado a una persona en el interior del inmueble ocupado por los extremistas de izquierda. Los responsables de ese centro consideran que este tipo de acciones no tienen cabida en el proyecto okupa y anuncian que emprenderán medidas legales contra el activista rumano.

Lagarder ha anunciado también a través de su Twitter adornado con un lazo amarillo, que ha denunciado a las personas que están realizando contra él una campaña de acoso.

 

Foto original sin cambio: JordiferrerCC BY-SA 3.0