LOS MÉDICOS NO PODRÁN ELEGIR PLAZA PRESENCIALMENTE, PERO PODRÁN HACERLO DE RESACA

Por Saúl Pérez

Podría ser una noticia digna de ElMundoToday o de La Gallina Ilustrada, pero no; por desgracia es real. Y es que hace más de cuatro meses que los opositores a una plaza de Formación Sanitaria Especializada (MIR, EIR, PIR, FIR…) hicieron ya su examen. Con la crisis del COVID-19, el Ministerio de Sanidad paralizó el proceso de elección de plazas, cosa que es comprensible por la situación (comprensible hasta cierto punto, puesto que estos médicos tendrían que estar ya trabajando como residentes de primer año).

Unido a los residentes de último año que finalizaron su formación sanitaria este mayo, hace que ahora mismo se estime un déficit de residentes en los hospitales de cerca de 16.000, esto solo contando a médicos.

En las últimas semanas se han incrementado las protestas por redes sociales (los hashtags #MIR2020congarantias, #FSEnlucha y #FSEenllamas han sido tendencia nacional). Al final, parece que el Ministerio ha escuchado sus reivindicaciones, y se han decantado por la elección de plaza telemática. Una buena noticia parece, pero… ¿qué consecuencias tiene esto?

Esta elección, supone que cada opositor tenga que seleccionar todas las plazas a las que quiere acceder y mandarlas (por lo que, si un médico tiene el puesto 7123 de elección, tendría que seleccionar 7123 plazas para poder asegurarse una). El peligro de esto, además obviamente del enorme trabajo que conlleva, es que si a un médico le asignan una determinada plaza de la lista que se ha visto forzado a completar, pero a él no le gusta o bien no quiere ir a ese hospital, y se viera obligado a rechazarla, esa plaza no se volverá a ofertar, cosa que sí pasaba con la elección presencial y hacía que no quedara ninguna plaza vacante.

Conclusión: por primera vez en la historia, habrá plazas de Formación Sanitaria Especializada vacantes. O, en otras palabras; más déficit de sanitarios en los hospitales. Parece que un Premio Princesa de Asturias y los aplausos en los balcones ya han sido suficiente premio por el trabajo desarrollado por estas semanas. Trabajo que, de momento, se ha saldado con 76 sanitarios fallecidos, cientos de contagiados y miles de ellos trabajando sin las medidas de protección necesarias que les deberían haber proporcionado.

El Ministerio se escuda en que no pueden garantizar la seguridad de los electores con una elección multitudinaria presencial en Madrid (cosa comprensible, y por eso se dio por parte de los opositores la alternativa de elegir en las Delegaciones de Gobierno de cada comunidad autónoma en tiempo real, para evitar los problemas anteriormente mencionados). Eso sí. Las discotecas se podrán volver a abrir en esta fase 3, se podrá beber en la barra de los bares, los transportes públicos recuperan totalmente su capacidad y el turismo internacional se va a abrir en pocas semanas.

Y es que todo parece apuntar, que los médicos este año escogerán plaza desde sus casas, por su seguridad, pudiendo estar incluso de resaca, tras haber estado horas antes con cientos de personas de fiesta sin medidas de protección en los bares.

Pero como dice Salvador Illa, todo por su seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *