Las claves del éxito del PiS en Polonia

Por José Luis Orella

Jaroslaw Kaczyński ha conseguido hacer realidad unos objetivos que parecía imposible para su personalidad fuerte, que atrae odios y apoyos. En el momento actual, el partido PiS que fundó junto a su hermano, el fallecido presidente Lech Kaczyński, fallecido en el trágico accidente de aviación de Katyn, tiene mayoría absoluta en el parlamento, el control del gobierno y la presidencia de la República.

En octubre se enfrentan a unas elecciones generales, y la oposición, con apoyo de la UE, intenta derrocar a un partido que se defiende de las intervenciones agresivas de Bruselas en su política interna

Cuáles serán las cartas que el avezado político Kaczyński, sin ocupar cargo público, utilizará para vencer a la oposición liberal, una nueva coalición de izquierda postcomunista y otra nacionalista a su derecha, pero defensora de una economía ultra liberal. 

Las cartas del pequeño Kaczyński

Su partido mantiene buena relación con con el sindicato Solidaridad, lo que le ha proporcionado una legitimidad democrática de su oposición al régimen anterior y un apoyo a sus medidas sociales. Solidaridad conserva tres millones de afiliados. 

La defensa del discurso moral de la Iglesia Católica, le ha convertido en el principal receptor del catolicismo sociológico. En concreto el apoyo del grupo mediático de Radio Maryja ha sido determinante en la canalización de ese voto practicante a las siglas del PiS. La mitad de la sociedad polaca es practicante y supera el 95 % los que se consideran católicos. 

La desaparición política de los grupos situados a su derecha, afianzó la base electoral del PiS, más a la derecha de donde se situaba, proporcionándole una base social que nunca baja en su peor momento del tercio de los votantes. Sin embargo, en la actualidad un 10 % de ese voto radical de derecha, se mantiene fuera de su control político, y debe ser ganado en elecciones donde no tienen posibilidades de ejercerlo en otras candidaturas, como presidenciales o europeas. 

La defensa de un programa social con fuertes ayudas económicas a colectivos de riesgo ha proporcionado un electorado fiel en las personas mayores, en el ámbito rural y en los colectivos de empleados públicos en riesgo de despido, consolidándose como la fuerza hegemónica de las regiones del sureste pobre rural polaco.

La alianza con fuerzas moderadas y la presentación a los principales cargos del Estado de personas sin pasado conocido, facilitó un cambio de imagen del que se ha beneficiado en un aumento del apoyo de las clases medias urbanas. La lucha contra la élite comunista y posteriormente contra la liberal, acusándolas a ambas de corrupción, le dio imagen de limpieza, que han tenido que demostrar con la dimisión de cargos propios, cuando han sido pillados en un uso fraudulento del poder.

La estrecha relación política con los EEUU, a los que les ha ofrecido la construcción bases militares que amplíen su presencia en el país, les permite mantener un discurso provocador frente a Rusia y un tono euroescéptico en su relación con la Unión Europea.

En definitiva Polonia  es una potencia media en Europa, que lidera la reivindicación de sus recuperadas soberanías entre los pequeños países centroeuropeos, que no quieren dejar la UE, pero sí que responda a sus intereses, después de una lucha por la libertad contra el totalitarismo comunista. 

Foto sin cambio: Sejm RPAttribution 2.0 Generic

3 comentarios en “Las claves del éxito del PiS en Polonia

  1. El único problema que veo en lo escrito es lo que el autor destaca en negrita, y es la alianza con EEUU, que se han demostrado historicamente tan fiables, de aliados, como meter la mano en una cesta de alacranes y pretender que no te ataquen. Y, en cado de duda, basta recordar cómo nos vetaron el uso del material militar prestado en la guerra de Ifni o los camiones salidos de la base aerea estadounidense de Kenitra, en el litoral atlántico marroquí, para transportar moros en la Marcha Verde contra la provincia española del Sáhara. O bien, que se lo pregunten a los Pahleví, descendientes del último Shah de Persia.

    1. Querido Carlos,

      Tengo que decir que lo de negrito no lo puso el autor, sino el redactor jefe, o sea yo. El profesor Orella no es el responsable de ello.
      Lo que va de negrito no significa en absoluto que es positivo, o negativo. Sino que, a mi juicio, es una información importante. En el caso de la alizanza con EEUU me pareció interesante subrayarlo porque es una linea de fractura importante dentro de los movimientos patriotas europeos.

      Un saludo,

  2. Primero como veo son críticas y insultos
    Creo que mejor ir y verlo como se transforma economia y como aumento nivel de la vida y educacion del gente
    Simple ir y nada más
    También verlo que tienes en su casa aquí que da mucho reflexionar
    Gracias

Los comentarios están cerrados.