LA VICTORIA DE ANDRZEJ DUDA: POLONIA 1 – BRUSELAS 0

Por José Luis Orella

El comité electoral con el 99,97 por ciento del voto escrutado y un 68,3 % de participación proporcionó los resultados finales:

10.413.094  – 51.21 % votos – Andrzej Duda

9.921.219  – 48.79 %  votos – Rafał Trzaskowski

Aunque las encuestas confirmaban la mínima diferencia entre los candidatos, y los analistas políticos no se atrevían a confirmar ningún resultado, finalmente el actual presidente Andrzej Duda confirmaba su segundo mandato. La campaña electoral ha sido muy dura, la sustitución de la candidata de PO por el joven alcalde de Varsovia, Rafał Trzaskowski, quien goza del apoyo de George Soros y por el que se posicionaron de forma pública los alcaldes de Londres, París y Madrid, planteaban que tipo de lucha iba a ser. Rafał Trzaskowski es el político que encandila a la juventud y al voto urbano, apelando a una Polonia integrada en el mundo globalizado, donde el triunfador tiene un sitio en el Olimpo liberal.

Claves de la victoria de Duda

Por el  contrario, el actual presidente Andrzej Duda, más joven aún, jugó las cartas de la identidad polaca en el centenario de San Juan Pablo II, el polaco más universal de todos los tiempos. Sus líneas para recabar el voto necesario de sus contrincantes ha sido apelar al patriotismo, a su herencia cultural vinculada con el catolicismo y esencialmente a la seguridad que proporciona sus programas sociales.

El gobierno de Mateusz Morawiecki ha prometido ingentes inversiones económicas y sociales para tener el apoyo de los perdedores de esta revolución global. La gestión del país es magnífica, con pleno empleo, crecimiento en cifras negras, y una economía poco afectada por la pandemia, que se recuperará en el 2021. La muerte de 1.500 polacos por el cierre temprano de las fronteras ha permitido gestionar la crisis sanitaria e incluso prestar ayuda a países como España.

Consecuencias para el futuro

Sin embargo, las consecuencias de las elecciones son graves. La sociedad polaca está dividida en dos como nunca lo había estado por la creciente presión de la UE contra el gobierno el PiS. El candidato perdedor Rafał Trzaskowski ha venido para quedarse y será un duro líder de oposición que hará de Varsovia una ciudad que represente la punta de lanza de las protestas para desgastar del ejecutivo.

En cuanto a Mateusz Morawiecki tendrá que revalidar una mayoría parlamentaria en las futuras elecciones generales y buscar aliados. Konfederacja, la coalición que reúne a libertarios, tradicionalistas y próvidas es la más próxima, pero defensora de una economía liberal de tipo USA, que aniquilaría al electorado del PiS heredero de los valores sindicales de Solidaridad. La otra alternativa es la Coalición por Polonia, donde los campesinos son afines, pero se encuentran en el PPE junto a PO y la dirección popular puede obligarlos a integrarse en las filas de la oposición como siempre han hecho.

Foto original sin cambio: Radosław CzarneckiCC BY-SA 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *