La nueva cepa de Covid19 pone en duda la efectividad de las vacunas

Las vacunas de Oxford, Pfizer y Moderna, han sido desarrolladas para que la proteína llamada «espícula» sea identificada por las células dendríticas y el sistema linfático. Pues bien, la nueva cepa de coronavirus hallada en la multicultural y cosmopolita Londres y conocida por los científicos como «VUI-202012/01» , presenta una mutación genética en la proteína «espícula» que utiliza el virus para contagiar a la células.

Las vacunas de Pfizer y Moderna están basadas en un mensaje codificado de ARN del virus, que al entrar en la célula hace que éstas fabriquen las espículas del virus para ser identificadas por las defensas del organismo. En el caso de la de Oxford, el mensaje codificado sería de ADN, pero el resultado sería el mismo, que la célula replique estas proteínas que utiliza el virus para penetrar en ésta.

Si la nueva mutación del virus ha modificado esta proteína, es probable que las vacunas que quieren obligar a ponerte los políticos, no sirvan de mucho para no contagiarte. De hecho, estas mutaciones que no presentan todos los virus, es lo que impide que el virus de la gripe no haya sido erradicado o que el virus del SIDA sea aún hoy incurable.