La Junta de Andalucía del PP apuesta por una Navidad progre, feminista y anti-científica

Numerosos experimentos realizados con monos rhesus y chimpancés, han demostrado empíricamente que las hembras de estos primates juegan más con muñecas y los machos con camiones. A pesar de esta realidad, el PP andaluz apuesta por la superchería progre que reniega de los juguetes bélicos y que afirma que los mismos no tienen género.

Antes de los experimentos con simios, el prestigioso etólogo Eibesfeldt nos recordaba como un estudio realizado por Melford Spiro en un kibbutz israelí, demostró que la educación no puede erradicar ni los roles ni los estereotipos, que volvían a imponerse pese al adoctrinamiento testarudo de aquellos progres que pretenden autodeterminar al ser humano.

Otra de las obsesiones progres y que la Junta de Andalucía ha tomado como propia, es la de erradicar los juguetes bélicos en pro de una sociedad hippie, pacifista, gregaria y mansa. Es por ello que la diputada de Vox Rocío Meer haya tachado a los promotores de esta campaña como enfermos.

Otros años, numerosas personas a través de las redes sociales, y en contraposición al discurso progre imperante también en el PP, promovían campañas a favor de regalar juguetes bélicos a los niños y a las niñas.