Juzgar la OMS: una organización bajo influencia de Bill Gates y de China

Durante la crisis del Covid19, la organización internacional fue duramente criticada por su ineficacia y sus incoherencias. El juego de influencias dentro de la Organización Mundial de la Salud, entre oligarcas y superpotencias, nos debe hacer reflexionar o sobre la reforma de la OMS, o sobre la salida de esta organización globalista. En todo caso: debemos juzgar la OMS.

Una organización financiada por Bill Gates

Más del 25% del presupuesto de la OMS proviene de la financiación del oligarca Bill Gates. Es decir que a pesar de tener cerca de 190 países afiliados a la OMS, más de un cuarto de sus recursos no viene de los Estados, sino de la fundación Bill and Melinda Gates. Al no ser que se considere un filántropo al oligarca estadounidense, lo que hace su fundación es básicamente comprar influencia dentro de esta organización.

«La OMS, desafortunadamente, está en un proceso acelerado de privatización. Está entrando en una situación de conflictos, está dejando de tener el rol que jugó siempre, y para el cual fue fundada, el árbitro mundial de la salud pública».

Germán Velásquez, ex director del Secretariado para la Salud Pública, la Innovación y la Propiedad Intelectual de la OMS en la Cadena Ser, 25 de agosto del 2016

Se sabe que Bill Gates apostó por la vacuna de AstraZeneca y de la Universidad de Oxford. También se sabe que el laboratorio tuvo que interrumpir dos veces sus ensayos al tener dos casos de mielitis transversa, una enfermedad neurológica que puede causar una parálisis total del enfermo. A pesar de ello, no se escuchó ninguna crítica por parte de la OMS, lo cual no es de extrañar sabiendo que según el Profesor Peronne – un médico francés de mucho prestigio y que trabajó con la OMS hasta el 2009 – : «La OMS pertenece a la fundación Bill y Melinda Gates. De hecho, cuando la OMS no recibe los fondos de los Estados, las nóminas llevan el nombre de la Fundación Gates» (Programa en Sud Radio, junto con André Bercoff, 16 de junio del 2020).

«El 90% del Programa de Medicamentos ahora está financiado por la Fundación Bill & Melinda Gates, están dando el dinero solo para los asuntos que le interesa a Bill Gates, de tal manera, que el programa solo se centra en los proyectos para los que tiene dinero, el resto se queda sobre el papel. Por ejemplo, ya no se trabaja nada sobre el programa de uso racional de los medicamentos”.

Germán Velásquez, ex director del Secretariado para la Salud Pública, la Innovación y la Propiedad Intelectual de la OMS en la Cadena Ser, 25 de agosto del 2016

La influencia de los Estados

No solo Bill y Melinda Gates tienen interés en hacerse con la OMS. China también quiere proteger sus intereses a través de la organización internacional. De hecho, el actual Presidente de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, fue acusado de complacencia hacia China y de no haber condenado su gestión opaca del Coronavirus.

La OMS es una organización que, por su forma de organizarse, no puede alcanzar la independencia que necesita para convertirse en el árbitro mundial de la salud pública. De hecho, el Presidente de la OMS es elegido por todos los países miembros, lo que fomenta un cierto electoralismo. Además puede ser reelegido: lo que significa que tiene que tener mucho cuidado con lo que dice, condena o critica, si no quiere perder su puesto.

En la OMS, China lidera un grupo que se llama El Grupo de los 77, compuesto en su inmensa mayoría de países africanos, sudamericanos y asiáticos. Tedros Adhanom Ghebreyesus está ahora mismo preparando su reelección y necesita el apoyo de este grupo para seguir como Presidente de la OMS, algo que le impide criticar a China. De momento, parece ser que esta alianza es bastante estable, visto el comunicado publicado por el G77 en el que se apoya la labor del etiopiano.

«El Grupo de los 77 y China reconocen la función de liderazgo desempeñada por la Organización Mundial de la Salud, bajo la dirección de su Director General, el Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, y expresan su pleno apoyo y reconocimiento a la labor de la Organización.»

Comunicado del G77 de abril del 2020
Foto original sin cambio: Andres PérezCC BY 2.0