FRANCIA. GRAVES DISTURBIOS: QUEMAN COMISARÍAS, COCHES Y ATACAN A LA POLICÍA

Noche tras noche, los « neo-franceses » (así conviene llamar a los descendientes de esos inmigrantes africanos que llegaron a Francia a partir de los años 1970) atacan a la policía y queman coches. Esta noche llegaron a atacar una comisaría con cócteles molotov.

TERCERA NOCHE DE DISTURBIOS GENERALIZADOS

Las redes sociales francesas arden por culpa del silencio de los grandes medios de comunicación acerca de los disturbios que ocurren noche tras noche desde el día 18 de abril. El principal foco es el parisino, o más bien los suburbios de París donde viven mayoritariamente las poblaciones de descendientes de inmigrantes africanos (subsaharianos o norteafricanos). Pero ya no solo se trata de París y de sus barrios periféricos, sino también de otras ciudades como Estrasburgo.

QUEMAN UNA COMISARÍA CON CÓCTELES MOLOTOV

Sin embargo, la escena más violenta fue la de esta comisaría en La Meinau (cerca de Estrasburgo), donde esos neo-franceses atacaron una comisaría con cócteles molotov.

EL RESTO DEL PAÍS TAMBIÉN ARDE

El suceso que les sirve de pretexto a estos delincuentes y criminales, es la detención de un hombre que iba haciendo maniobras peligrosas con su moto y que fue arrestado por la policía francesa en Villeneuve-la-Garenne, en las afueras de París. El hombre resultó herido y por eso empezaron los disturbios.