¡Entre bellacos anda el juego!

José A. Bejarano Flores
Coordinador Stop Sucesiones

Todo el mundo conoce el significado de bellaco y sus distintas acepciones, casi tanto como las exigencias planteadas recientemente por Gabriel Rufián al señor Sánchez, para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021.

Pues bien, sin ánimo de ser exhaustivo en los tres puntos principales de las negociaciones, entre ERC y el Gobierno, tal como serían, el fin del control por parte del Estado de las cuentas públicas de la Generalidad de Cataluña (el mal llamado 155 financiero);  la creación de un grupo de trabajo para la reforma del Impuesto de Patrimonio (al que se le denomina de las grandes fortunas); un acuerdo tácito para la liquidación por parte del Estado, de unas cuantías en concepto de becas, que según la Consejería del ramo de Cataluña, se les debe desde el 2005;   y lo peor de todo, la creación de un grupo específico de trabajo, para (según ellos) acabar de una vez por todas con el  dumping fiscal en Madrid (competencia desleal), lo cierto es, que estas exigencias, imposiciones, chantaje o como queramos llamarlo, van a salir adelante toda vez que, tanto uno como otro se complementan en sus falsas verdades.

Algo que como todo el mundo comprenderá, no solo responde a la villanía del señor Rufián, sino también a la idea preconcebida de la señora Montero y de Sánchez (PSOE), en la armonización del impuesto en Sucesiones y Donaciones y Patrimonio, (al que por cierto, le tenían muchas ganas de reformarlo). 

Así lo hizo ver  Sánchez, unos días atrás antes del 10N, en declaraciones a Antena 3 y recogidas  por  la Agencia Europa Press, cuando este decía:

“Mi intención es armonizar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones para los grandes patrimonios y acabar así con el Dumping Fiscal (en su opinión) en la Comunidad de Madrid, donde este impuesto está bonificado casi en su totalidad”.   Declaración que como fácilmente podríamos deducir, se corresponde más con la idea de una recaudación fiscal indiscriminada, que una verdadera solución para quien la padece, ya que la no derogación de esta ley, nos llevará irremediablemente a la renuncia de los más de 45.000 patrimonios anuales, que legalmente nos pertenece y al empobrecimiento total y absoluto de las clases medias y bajas de este país, como consecuencia de la alta fiscalidad. 

En otras palabras, la reivindicación y armonización del impuesto de Sucesiones y Donaciones, solo responde a la idea de una mayor recaudación de tributos, e incluso de la confiscación de  bienes y derechos que a todo el mundo le viene determinado por ley, como consecuencia de cualquier sucesión o donación. 

La prueba más palpable de lo que decimos, la tendríamos precisamente en el hecho de un chantaje económico de un político sin escrúpulo, hacia un presidente que aunque legal, no sabe que significa la moralidad de un cargo público y se deja chantajear, por pura ambición de poder sin saber exactamente para que lo quiere.

En política no todo vale, pues existen unas líneas rojas que jamás se deben sobrepasar, y este gobierno con Sánchez a la cabeza, las ha traspasado prácticamente todas;  en el Legislativo, con el acuerdo de legislatura de los principales partidos políticos que quieren romper España, hasta la consecución de un estado cuya forma de gobierno sea una República Socialista, al Judicial, con el Órgano de los Jueces y Magistrados para la renovación de los candidatos en el CGPJ, en educación, con la ya aprobada Ley Celá, para la supeditación a enseñanza pública, en detrimento de la concertada y/o privada y en materia tributaria, con la modificación de la Ley del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, además del Impuesto de Patrimonio, con una tributación al alza, que estos inmorales políticos denominan “armonización”, consistente en la elevación de tipos, para un mínimo cuya cuantía excederá con creces al actual y un máximo que siquiera ellos lo saben, pero que en teoría no debería sobrepasar el 34% de la base liquidable.

¿Qué pasará?:

“No sabemos, entre bellacos anda el juego”.

Foto original sin cambio: GranCanariaTv.com – CC BY 2.0