EL SUPREMO ENCARCELA A PATRIOTAS MIENTRAS EXCARCELAN A GOLPISTAS

El Tribunal Supremo ha condenado hoy a 14 militantes de la unidad de España que quisieron impedir un acto independentista en el centro cultural Blanquerna de Madrid en 2013. Han sido condenados a más de 2 años y medio de cárcel, mientras que los golpistas de Esquerra y de Junts acaban de ser excarcelados después de haber atentado contra la unidad de España y contra el orden constitucional hace poco más de dos años.

UN PAÍS CON REGLAS JURÍDICAS ABSURDAS

Uno podría preguntarse si la justicia es independiente e imparcial en España. Mientras que los golpistas de Esquerra Republicana de Catalunya y de Junts per Catalunya están gozando de una plena libertad menos de tres años desde su intento fracasado de golpe de estado, el Supremo condenó hoy a unos militantes que lucharon por alertar e impedir este futuro intento de sedición.

En 2013, unos veinte militantes de la unidad de España – cuya afiliación política no nos interesa – irrumpen en la librería Blanquerna de Madrid donde se protagonizaba un acto secesionista el 11 de septiembre, para conmemorar la Diada. No hubo ninguna violencia salvo unos empujones, un cristal roto y lemas como “No nos engañan, Cataluña es España”. Pero a los jueces no les importa, el Supremo decidió hoy que esos hechos son constitutivos de un delito de desórdenes públicos en concurso ideal y de un delito contra el derecho de reunión.

EXCARCELAN A LOS GOLPISTAS CATALANES

Mientras tanto, el sistema judicial español permite a los golpistas catalanes que intentaron romper la unidad del país y que permitieron las violencias armadas de los CDR por las calles de Cataluña, estar libres por las calles, sin ninguna forma de control.

Otros no estuvieron ni un día en prisión por sus delitos: varios de esos golpistas cobran del Parlamento europeo, o sea del conjunto de los ciudadanos de los países miembros de la UE, entre los cuales están los españoles, para defender sus ideas radicales, muchas veces racistas y autoritarias desde Bruselas y Estrasburgo. El mundo está patas arriba.

Foto original sin cambio: AmadalvarezCC BY SA 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *