EL PNV SIGUE DANDO LA PAGUITA A LOS MENAS, PERO QUIERE BAJAR LOS SUELDOS A LOS TRABAJADORES

Mientras los MENAS en Euskal Herria siguen percibiendo un subsidio de entre 300 y 500 euros en forma de RGI (que es totalmente compatible con el IMI), la Consejera ultranacionalista de desarrollo económico y competitividad, Arantxa Tapia, miembra de la clase política que nunca se baja sus elevadas retribuciones, ha dicho que hay que intentar «buscar fórmulas para bajar los salarios».

El PNV, que dijera el periodista Antonio Papell que es un partido moderado, hará lo que sea para bajar los salarios de los trabajadores para que éstos no tengan que recurrir a las ayudas sociales y sigan pagando los sueldazos a los políticos mediante elevados impuestos.

Y mientras que el partido ultranacionalista exige más precariedad laboral, a los MENAS se les sigue obsequiando con una vivienda y una pensión con dinero público llamada Renta de Garantía de Ingresos y que puede ascender hasta los 500 euros mensuales. Una pensión a la que habría que sumar las aportaciones de la ONG Save de Children y el Ingreso Mínimo Vital.

Foto original sin cambio: Eusko JaurlaritzaCC BY 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *