EL JEFE DE LA GRAN PATRONAL NO VE OPORTUNO UN SINDICATO DE VOX

El Presidente de los grandes empresarios Antonio Garamendi (CEOE), que es conocido por ser una persona afín al PNV y por tener un salario mínimo de 300.000 euros anuales por representar al Ibex 35, dice que no es oportuno un sindicato de Vox porque «España es un ejemplo de diálogo social» y «él y los sindicatos (oficialistas) llevan hablando 40 años en democracia y alcanzando acuerdos sociales que en otros lugares de Europa muy importantes son imposibles». Unas manifestaciones que denotan que un sindicato de Vox podría ser una china en el zapato para ese consenso.

El Presidente de la patronal ya generó una guerra interna en CEPYME, cuando siendo el mandatario de esa organización que representa a las medianas y pequeñas empresas, se subió el salario a 120.000 euros sin que su trabajo fuera eficiente.

Ante las supuestas injurias de PRISA a Vox, ¿El sindicato de Vox en el Comité del Banco Santander?

Tras las últimas elecciones sindicales de 2019 en el Banco Santander, CC.OO y UGT fueron los sindicatos que consiguieron un mayor número de delegados, seguidos por los anarquistas de CGT y los separatistas de ELA y CIG. Un buen resultado en estas elecciones del sindicato de Vox, que sólo se conseguirá con gente competente y no con paracaidistas, podría poner contra la cuerdas a Ana Patricia Botín y a su pupilo Javier Monzón, Presidente del Consejo de Administración de PRISA.

Incluso con trabajo y sacrificio, un sindicato de estas características podría condicionar la política del grupo de comunicación socioliberal si algún día su Comité abandona en su totalidad Comisiones Obreras, como ya ocurriera en el año 2011, cuando UGT y el sindicato comunista firmaron el despido de 2500 personas.

Foto original sin cambio: Cancillería EcuadorCC BY-SA 2.0