EL HUNDIMIENTO DE PODEMOS DESATA LA GUERRA EN LA IZQUIERDA

Ante la desaparación de Podemos en Galicia y la pérdida de la mitad de sus escaños en el País Vasco, Iñigo Errejón y Ramón Espinar se han desquitado culpando del estrepitoso fracaso a Pablo Iglesias, Irene Montero y Alberto Garzón. Las manifestaciones de los ex-podemitas han levantado la ira del palmero Roberto Sotomayor, que les ha acusado de difamar contra Pablo Iglesias y de haber hecho un daño a la izquierda irreparable.

La desaparición y la pérdida de representatividad de Podemos en Galicia y el País Vasco, ha propiciado la crítica de antiguos dirigentes de Podemos que marcharon ante una supuesta deriva autoritaria de Pablo Iglesias.

Iñigo Errejón, por ejemplo, ha negado la existencia de Podemos y ha señalado los resultados cosechados por UP como pre-15M y propios de Izquierda Hundida.

Ramón Espinar ha sido mucho más duro en sus valoraciones, indicando que los exiguos votos obtenidos por la formación morada, es fruto de la endogamia, la falta de diálogo, el sectarismo y la falta de talento en las filas de Unidas Podemos.

Los acólitos de Pablo Iglesias, en cambio, han salido en tromba en la defensa de su amado líder que ha achacado su derrota a la falta de unidad de la izquierda. Uno de los más destacados en la defensa del «chepas» ha sido el atleta Roberto Sotomayor, que ha acusado a Errejón y Espinar de enemigos que han creado un daño irreparable en la izquierda por la falta de unidad.

Crecimiento del separatismo a costa de Podemos

El problema de la deriva hacia la irrelevancia de la izquierda posmoderna confederal, es el auge de los partidos separatistas como Bildu o el BNG. Un problema que más que venir de los actores, proviene del Estado profundo que domina en España.

Foto original sin cambio: PODEMOS (youtube) – CC BY 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *