EEUU: LOS ANTIFAS DEL “BLACK LIVES MATTER” QUEMAN IGLESIAS

La violencia del grupo ANTIFA no tiene límite, y sus actos de destrucción y sabotaje, han pasado a tener un objetivo anticristiano.

Como ya hemos comentado anteriormente, el movimiento BLM-Black Lives Matter está copado por el grupo violento de extrema-izquierda ANTIFA, quienes están actuando con total impunidad en territorios controlados por el Partido Demócrata, ya que los utilizan para dominar la calle de cara a unas reñidas elecciones presidenciales en noviembre, en las que Trump se juega su reelección.

VIOLENCIA ANTIFA DESBOCADA Y SIN LÍMITES

Primero empezaron con arrasar los centros de las ciudades, los conocidos “Down Town”, luego la emprendieron con las estatuas de personajes históricos (¡incluida la de Cervantes!), más tarde fueron a por los personajes religiosos como Fray Junípero Serra, y tras haber profanado alguna iglesia, ahora han dado un salto en su campaña anticristiana, con la quema de iglesias y ataques directos contra templos cristianos.

Los sucesos son muy preocupantes, y desvelan la cara oculta del movimiento ANTIFA como ideología de odio, y su violenta agenda oculta. Lo acontecido eleva el nivel del conflicto a un punto en el que atenta contra la libertad religiosa y los derechos fundamentales de los creyentes, y es preocupante que ningún medio de comunicación de masas se haga eco de ello.

QUEMAR DE UNA MISIÓN ESPAÑOLA DE 1771 NO TIENE JUSTIFICACIÓN

La iglesia de San Gabriel, una Misión española de la Arquidiócesis de Los Ángeles, es un tesoro histórico-religioso que estaba siendo renovada para su próximo 250 aniversario, fue incendiada alrededor por la madrugada del 11 de julio, quemando el techo y la mayor parte del interior de la iglesia.

En palabras del jefe de bomberos, la pérdida era más que material, pues la iglesia, la Misión, es un símbolo para la ciudad, y para muchos habitantes de origen hispano.

En el mismo Estado, en California, también se produjo otro incendio en la iglesia de San Diego, justo al día siguiente, un incendio que las autoridades han calificado como “sospechoso”, y que se encuentra aún bajo investigación.

ATAQUE KAMIKAZE EN COCHE CONTRA IGLESIA LLENA DE GENTE

Sin duda el ataque más peligroso, pues puso en peligro la vida de varias personas, fue el que un conductor kamikaze realizó estampando su vehículo contra una iglesia, para posteriormente prenderle fuego en Ocala, Florida.

Un joven de 24 años, Steven Anthony Shields, que se mostró orgulloso de su atentado, fue arrestado por robo de vehículo, intento de asesinato, incendio premeditado e intento de huida, y el fiscal va a pedir la calificación del ataque como terrorista.

RETAILA DE ATAQUES “MENOS GRAVES”

Con una consideración menos grave en cuanto a los daños personales y materiales ocasionados, pero no por ello menos preocupantes, por lo grave de la proliferación de estos actos de odio que suponen una amenaza directa contra cualquier cristiano, tenemos otra serie de ataques de menor importancia.

El 9 de julio en Boston, se produjo un ataque incendiario contra una representación de la Virgen en la parroquia de San Pedro, en Dorchester, Massachusetts.

El 10 de julio en Nueva York, alguien agujereó una estatua de la Virgen María en Elmhurst, Queens.

Esta violencia no puede justificarse, ni quitarla importancia, ni tomarla como una “travesura” de un adolescente descontrolado, o un accidente puntual, si no que desvela una ideología de odio que sigue un plan premeditado que debe cortarse de raíz.

Empecemos por lo básico: difundir esta noticia a todos nuestros contactos, ya que nadie nos está alertando de ello.

Foto original sin cambio: Wikipedia – CC BY-SA 2.5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *