¿CUÁNDO ME PAGAN EL ERTE? ¿QUÉ HAGO SI NO ME PAGAN EL ERTE?

Estas dos cuestiones son las más planteadas este fin de mes, a medida que miles de trabajadores ven que el ERTE (Expediente de Regulación Temporal de Empleo) prometido no llega, y nadie responde a las dudas surgidas, ya que los organismos oficiales están cerrados.

Vamos a explicar cómo consultar en qué estado se encuentra nuestro ERTE, y en función de como esté, enumerar las posibles alternativas que pueden suceder…. Incluso no cobrarlo. Pues, aunque nadie se atreve a decirlo, la causa real de la demora en la aprobación, pago, y rechazo de muchos ERTE, es simplemente que no hay dinero para pagarlos, y se ha procedido a su aprobación discrecionalmente, en el mejor de los casos por el orden de llegada de los expedientes.

En primer lugar, para saber si nos han aprobado el ERTE, y de ser así, cuanto vamos a cobrar de ERTE, es consultar en la página web del SEPE (Servicio de Empleo Público Estatal). En esta web vamos a poder consultar prestaciones por ERTE tras introducir unos datos personales para verificar nuestra identidad (DNI, teléfono, número de nuestra cuenta bancaria).

Problemática 1. No tengo aprobado el ERTE.

Sin duda el peor de los casos. En esta situación, la única alternativa para el trabajador es acudir a Cáritas, Banco de Alimentos, Cruz Roja, o servicios sociales de su Ayuntamiento, pues está en la peor de las situaciones posibles, y sin posibilidad de recibir ningún tipo de ayuda o subvención. ¿Y que es lo que pasa con el ERTE? Aquí podríamos tener dos alternativas:

A)      El ERTE no se va a aprobar. Inicialmente tu empresa presentó un ERTE por fuerza mayor debido a las pérdidas y situación derivada del COVID19, pero la Autoridad Laboral competente estima que no se dan esas circunstancias de “fuerza mayor”, y no aprueba el ERTE. Por lo que la empresa podrá optar por Impugnarlo (cosa imposible debido a que los plazos judiciales están suspendidos), y presentar un ERTE por causas objetivas.

En cualquier caso, según se rechaza el ERTE por COVID19, la Seguridad Social le reclama a la Empresa la Cotizaciones Sociales, ya que en el ERTE por causas objetivas si se paga, por lo que, si la empresa atraviesa una mala situación, veremos iniciar entonces el procedimiento de despido colectivo o de suspensión de contratos o reducción de jornada por causas económicas. Es decir, podemos vernos en la calle con los bolsillos vacíos.

En este caso, sin duda el peor escenario posible, en el que la empresa realiza un despido colectivo, en la que incluso podamos ver la quiebra de la empresa, el trabajador de momento no recibiría nada, podría perder todo el dinero de estos meses no trabajados, y no cobraría nada, hasta que la empresa notificara al trabajador el despido, el trabajador se tendría que volver a dar de alta en el paro, y esperar al siguiente mes más 10 días, para poder cobrar el desempleo correspondiente a ese despido/quiebra.

B)      El ERTE sí se aprueba finalmente. Hay muchos expedientes presentados, hay pocos recursos disponibles, y sobre todo falta dinero. Aunque nadie se atreva a decirlo, este es el principal problema. No hay dinero para todos, por lo que se están estirando al máximo los plazos administrativos para demorar en la medida de lo posible la aprobación de los ERTE. Hay algunas entidades financieras que sabiendo ya que el SEPE va a proceder al pago, están adelantando el pago del mismo, y no esperan al día 10 del mes siguiente, que es cuando el Estado centraliza sus pagos de subsidios.

Problemática 2. Tengo aprobado el ERTE, pero me han pagado de menos.

El Gobierno está diciendo que es que el SEPE puede que no pague lo correcto al trabajador debido a que los datos son erróneos. Intentan culpabilizar a la Empresa de la comunicación de los datos, pero no es cierto, pues el error viene motivado porque el SEPE está cogiendo los últimos datos que tiene disponibles del trabajador, que son los de la última vez que estuvo en paro, o antes de iniciar su vida laboral.

Es decir, otro despropósito, y excusa de mal pagador, pues el Estado, ese Estado que sabe todo sobre ti, y que es dueño de tus datos personales, que embarga incluso cuentas bancarias de cuarto titular, ese que embarga herencias, ese mismo que puede cobrarte multas que habías olvidado por completo, pone ahora de excusa que no sabe cuál es tu base de cotización correcta o cuantos hijos tienes. Insistimos, excusas de mal pagador.

La vía más rápida de solucionarlo es que el trabajador, armado de paciencia, comunique al SEPES su situación actual, y esperar a que resuelva, y posteriormente proceda al pago de lo debido.

Problemática 3. El ERTE me ha pagado dinero que no me corresponde.

Como las meigas, haberlos haylos. Hay trabajadores que han cobrado de más, o que directamente les han pagado un ERTE que no les corresponde a ellos, ya sea por error de la Administración al tramitar el ERTE, o de la Empresa al comunicarlo. En este caso es recomendable comunicar esta incidencia tanto a la Empresa como al SEPE, pues ese dinero ingresado será reclamado por el Estado como ingreso indebido en algún momento.