BOSCH se va de Cataluña y deja en la calle a 300 personas.

Es un suma y sigue. La multinacional alemana Bosch anuncia el despido de unos 300 trabajadores a lo largo del 2021 mediante el cierre de su fábrica en Castellet (Barcelona), dónde se fabrican motores de parabrisas.

Desde el año 2016 la multinacional alemana ya se encontraba con problemas de falta de inversión. La gestión del coronavirus ha acabado de dar la puntilla a la compañía.

Esta situación ha llevado a la empresa a tomar la decisión de clausurar a lo largo del 2021 esta fábrica, dejando en la calle a unos 300 trabajadores. Este lunes han hecho el anuncio de esta decisión y su idea es ponerse en contacto con los sindicatos para la negociación de un ERE para toda la plantilla.

Desde la multinacional han querido recalcar que este esta decisión no tiene nada que ver con el cierre de la fabrica Nissan, a pesar de que ellos exportaban el 80% de lo fabricado en ella.

De esta fábrica salían motores de parabrisas que eran usados por diversas compañías automovilísticas como como Seat, Nissan, Fiat, Volkswagen, Toyota o incluso la prestigiosa Lamborghini.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *