ARMENIA AL BORDE DE LA GUERRA CONTRA EL ISLAM

En las últimas horas, la frontera noreste de Armenia se ha visto salpicada por una multitud de ataques provenientes Azerbaiyán, el “mal-vecino” musulmán. Azerbaiyán ataca a la población civil con drones israelíes y amenaza con bombardear la central nuclear armenia, mientras que Turquía apoya su aliado musulmán.

Un choque fronterizo iniciado el domingo 12 (día festivo en la cristiana Armenia, y primer día de la semana en la islámica Azerbaiyán) se ha ido escalando en intensidad, tanto en las acciones como en las declaraciones por parte del estado azerí, que no ha tenido reparos a la hora de atacar posiciones civiles con drones no tripulados.

ATAQUES CONTRA LA POBLACIÓN CIVIL

Saltándose cualquier tipo de principio moral debido a la actual pandemia del COVID19, Azerbaiyán inició un ataque injustificado e indiscriminado, cuyas principales víctimas han sido objetivos civiles, como granjas, colegios y guarderías de los armenios de la zona.

Además del enfrentamiento directo entre tropas de los dos ejércitos, Azerbaiyán ha mantenido un intenso fuego artillero contra suelo armenio, y por primera vez, han utilizado drones de combate (de fabricación israelí), a modo de mortíferas y siniestras bombas volantes teledirigidas.

AMENAZAS DE BOMBARDEAR LA CENTRAL NUCLEAR DE ARMENIA

La comunidad internacional en general, y la Unión Europea en particular, no están haciendo nada en un momento en el que estamos asistiendo a amenazas tan preocupantes, como las lanzadas por el Ministro de Defensa de Azerbaiyán, que manifiesta públicamente que puede atacar con misiles la Central Nuclear armenia de Metsamor (Central de uso civil para la producción energética).

Esta pasividad de la UE y la OTAN, (presas de los intereses petroleros y gasísticos con Azerbaiyán), contrasta con la preocupación que ha desatado este tipo de peligrosas y extravagantes amenazas en personalidades como Kim Kardashian, que ha hecho un llamamiento público para detener la locura desatada por el régimen de Aliyev.

Por si fuera poco, Turquía, “la-mano-que-maneja-Azerbaiyán”, lejos de trabajar en la desescalada, ha declarado por medio de su presidente Erdogan, su total e incondicional apoyo a esta agresión bélica.

EL ENCLAVE DE NAGORNO KARABAJ EN EL ORIGEN DEL CONFLICTO

El conflicto tiene su origen en el enclave armenio de Nagorno Karabaj (o Artsaj), un Estado independiente de facto, de población armenia, al que Azerbaiyán trató de impedir su libre independencia tras la disolución de la Unión Soviética, iniciando una guerra que se prolongó durante 6 años, entre 1988 y 1994.

Los armenios fueron exterminados y reducidos en el Genocidio Armenio de 1915, perpetrado por el Imperio Turco contra unos tres millones de cristianos armenios, griegos y asirios. Turquía, y los países de su zona de influencia, no solo no han reconocido y pedido perdón por este holocausto, si no que continuamente fomentan todo tipo de conductas encaminadas a sabotear los intereses cristianos en la zona.

Además, Turquía utiliza a Azerbaiyán como “perro de presa” contra Armenia, instigando un conflicto que busca perpetuar para asfixiar económicamente a este bastión cristiano en Oriente. Llama la atención como todos hemos oído hablar y denunciar el Bloqueo a Cuba, y nadie nos habla del ilegal bloqueo fronterizo a Armenia por parte de Turquía.

Foto original sin cambio: Bourrichon, translation by LesqualCC BY-SA 3.0