AFRICANO MATA A ANTIFA, Y ÉSTOS QUEMAN PORTLAND EN RESPUESTA

La idílica ciudad de Portland está situada en el noroeste de la costa del Pacífico, un entorno natural privilegiado, en el que creció el creador de Los Simpsons, Matt Groening, y que le sirvió como inspiración para sus hilarantes episodios. Sin embargo nunca hubiera imaginado este episodio, en el que la realidad supera a la ficción.

El pasado 6 de julio Dawit Kelete, un inmigrante africano, presa del pánico y temeroso de ser agredido por una turba de violentos ANTIFA del Black Lives Matter, perdió el control del vehículo que conducía, atropellando mortalmente a uno de los ANTIFA.

La respuesta de los violentos no se hizo esperar, y desde y esa misma noche comenzó todo una serie de revueltas callejeras, que han dejado la ciudad de Portland como un campo de batalla hasta el día de hoy.

Nuevamente vemos el sinsentido de la organización ANTIFA que utiliza el Black Lives Matter como excusa para perpetrar actos de violencia gratuita en EEUU. 

Lo irónico en este caso, es que, el detonante de la violencia no es un supuesto abuso policial, sino un accidente protagonizado por un inmigrante africano, consecuencia del pánico desatado por los que dicen defender sus derechos.

SIGUIENDO LOS PASOS DE LA ZONA AUTÓNOMA OKUPADA DE SEATTLE

para entender lo que pasa en Portland, nos tenemos que remontar a lo que ha pasado en la vecina ciudad de Seattle hasta el 4 de Julio, festividad americana por excelencia.

En Seattle los ANTIFA habían montado una Zona Autónoma Ocupada (denominada CHAZ- Capitol Hill Autonomous Zone), una zona sin Ley, en la que las mafias campan a sus anchas, y en la que la policía no tenía permiso para entrar. 

El comportamiento irresponsable de Jenny Durkan, la Alcaldesa de Seattle, (la primera alcaldesa lesbiana de la ciudad), ha seguido la línea electoralista del Partido Demócrata de Biden de apoyar a los ANTIFA.

De este modo, la millonaria Jenny Durkan, fomentó el movimiento de Okupación CHAZ, al más puro estilo de la «izquierda caviar», calificandolo como «una fiesta lúdica un poco desmadrada», prohibiendo a la Policía Local el uso de medidas coercitivas contra los vándalos, y poniendo todo tipo de trabas e impedimentos a la Policía Federal.

Finalmente, el 1 de julio se desmanteló por la Zona Ocupada CHAZ, debido a la presión del Gobierno por el evidente peligro que suponía esta zona fuera de la Ley (hubo incluso varios tiroteos que causaron la muerte de un niño de 16 años, y heridas graves de otro de 14 años); y ante el anuncio de las Bandas de Moteros patriotas de «liberar» y acabar con los ANTIFA de la zona en la festividad del 4 de julio.

DE SEATTLE A PORTLAND, LOS ANTIFA SE RECOLOCAN

Sabedores de que son la fuerza bruta que controla las calles para Biden, y que hasta las próximas elecciones presidenciales del 1 de noviembre, seguirán contando con inmunidad en territorio del Partido Demócrata, los ANTIFA han trasladado su particular Comuna de París 200 kilómetros al sur, a la también (¡oh!, sorpresa) demócrata Portland.

De las cenizas de la antigua CHAZ, surge ahora la denomina CLAT (Chinook Land Autonomous Territory), un nuevo foco de violencia nihilista, manipulado para socavar la figura de Trump.

No deja de ser llamativo que estas ciudades son la sede de muchas de las grandes compañías mundiales caracterizadas por su precariedad laboral, pero por lo que nadie protesta.