OVIEDO DESPIDE ENTRE APLAUSOS LA ÓPERA RINALDO

El Teatro Campoamor despide su segundo título de esta temporada de la Ópera de Oviedo con la maravillosa obra «Rinaldo» de Händel.

Dirección e interpretación

La dirección corrigo a cargo del asturiano Aarón Zapico, el cual demostró su conocimiento de la música barroca con una buena dirección de los tiempos.

En la interpretación, un Rinaldo representado por Vivica Genaux nos transportó con su voz al timbre de los castrati con su voz barroca. Tampoco defraudaron las interpretaciones de Lenneke Ruiten como Almirena, o de Paola Gardina como Godofredo, también el contratenor Rupert Enticknap con su voz grave entre tanta voz aguda reconforta. Aunque para mi gusto personal cabe destacar la interpretación de Armida llevada a cabo por Carmen Romeu, la cual demostró varias caras durante su interpretación apoderándose del escenario.

Opera cinematografía

Si por algo se ha caracterizado esta representación de «Rinaldo» desde luego ha sido por sus efectos especiales, los cuales te transportaban por momentos mas a una sala de cine que al escenario. La técnica del croma ha sido el método que nos ha permitido ver a los interpretes en la pantalla creando ese mundo paralelo tan cinematográfico y el cual conseguía hacerse con toda nuestra atención.

Dedicación especial a Jaime Martínez

Las funciones han estado dedicadas a la memoria del expresidente y que fuera presidente durante 15 años de la ópera de Oviedo Jaime Martínez, el cual fue un gran impulsor y motor de la Ópera de Oviedo.

Foto sin cambio: vicenmiranda – CC BY 2.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *