FRANCIA ROBÓ DOS MILLONES DE MASCARILLAS A ESPAÑA E ITALIA

A principios del mes de marzo, la empresa sueca Mölnlycke decidió enviar cuatro millones de mascarillas a España e Italia, por ser los países más afectados por el coronavirus. Estos productos de procedencia china desembarcaron en Marsella antes de ser redistribuidos a una plataforma situada en Lyon. El 3 de marzo, Francia decretó la requista de todas las mascarillas.

FRANCIA SE QUEDA CON LA MITAD DE LAS MASCARILLAS

La requisa de la mascarillas por parte del gobierno francés no parece haber suscitado inquietudes en el gobierno español. De hecho, fue el gobierno sueco el que intervino para protestar contra esa incautación de mascarillas. La empresa Mölnlycke movilizó sus contactos políticos con el fin de impedir que se bloquearan los productos sanitarios en Francia. 

Finalmente el Secretariado General de Defensa y de Seguridad Nacional (SGDSN) francés aceptó « de forma excepcional » dejar que pasen la frontera la mitad de las mascarillas, guardándose el país galo la mitad del material que no iba nada destinado a él. 

SIGUE EL ROBO INTRA UE DE MASCARILLAS

Los aliados no son los que pensamos. En momentos de crisis, los falsos amigos se desvelan; eso es lo que parece ocurrir en el seno de la Unión Europea. Como bien lo explicábamos en un vídeo, la solidaridad entre países de la UE es un mero sueño

A nadie le pareció extraño que Turquía impidiese la llegada de mascarillas a Italia, pero que esto sea posible dentro de la UE hizo que muchas personas se dieron cuenta de la inutilidad — o más bien de la nocividad — de esta organización supranacional y castradora. 

Lo mismo hizo República Checa con 680.000 mascarillas que iban destinadas a Italia. En vez de dejar que pasen, procedieron a una requisición masiva y las distribuyeron en sus propios hospitales. Que mala racha lleva la Unión Europea…

Fuente : el periódico francés Ouest-France 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *