ESPAÑA NO PRECISA OTRO ERICK HONECKER

Desde que el Gobierno Socialista/Marxista de Pedro y Pablo, en el Consejo de Ministros del día 14 de marzo, aprobara el Real Decreto 463/2020 del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, muchas desgracias han acaecido. Muchas lágrimas de impotencia hemos arrojado todo el pueblo español, ante la pérdida de nuestros seres queridos, con una economía ya en crisis, la cual no sabremos su alcance económico y social hasta que derrotemos a este enemigo invisible. Ojalá sea pronto, por el bien de nuestras familias.

Pero, ¿Cómo hemos podido llegar a esta situación?, ¿Se podría haber hecho de otro modo, partiendo de la experiencia de países como China, Italia o Francia?,  si efectivamente ocurrió así y no se hizo con prontitud, ¿quién o quienes han sido los responsables?. 

Pues bien, ante esta situación tan dantesca, al pueblo en general solo nos queda dos alternativas; la primera sería apretar el trasero a la silla y que los actuales dirigentes políticos nos sigan gobernando, -algo que parecería lógico hasta que finalizase esta maldita pandemia- o bien, a partir del minuto uno una vez finalizada ésta, la dimisión en bloque de todo el equipo de Gobierno, incluido Presidente y Vicepresidentes.  Personalmente optaría por la segunda, no por gusto o animadversión, sino de pura lógica.  ¿Quién hoy en pleno siglo XXI, optaría por la vía prusiana hacia el estalinismo?

La similitud de las dos Españas hoy enfrentadas, social/comunista de una parte y la derecha democrática constitucionalista de otra, me trae el recuerdo de ese muro infame de la vergüenza, construido en agosto de 1961 y que dividía fruto del reparto de la segunda Guerra Mundial,  en la República Democrática Alemana (RDA), –por supuesto nada democrática- cuyos habitantes malvivieron bajo el régimen social/comunista, desde 1949 hasta el 1979, fecha a partir de la cual se haría cargo de la Jefatura del Estado, el sanguinario comunista Erick Honecker, entre 1976 y 1989 y de otra la República Federal Alemana (RFA), de ideología capitalista, con Presidentes como Theodor Heuss, Karl Carstens o Richard von Weizsacher entre otros, todos pertenecientes al CDU, aunque alguno de ellos como Heinrich Lubke y Karl Carstens de oscuro pasado nazi.

De Erick Honecker, mucho podríamos decir y nada realmente bueno.  Según relatan quienes le conocieron, era un mujeriego insaciable, estuvo casado tres veces –que sepamos- con Charlotte Schanuel, Edith Baumann y Margot Honecker, a esta última la mantendría como ministra de educación, hasta el año 1989 que huyen a refugiarse en la Embajada Chilena de la URSS,  de su amigo Clodomiro Almeyda, igualmente socialista.

Tras su paso por la Escuela Internacional de Lenin y de su nefasta gestión como político sanguinario, muy poco se supo de los miles de ciudadanos que intentaron cruzar el muro, solo en el último año de su mandato (1989), asesinaría a 200 personas en sus últimos intentos.

Su final sería previsible, juzgado y condenado por crímenes contra la humanidad, se refugiaría en Chile, donde moriría de cáncer de hígado en 1994 a los 81 años de edad.

Alguien podría explicarnos por favor, ¿qué le pasa a este apesadumbrado pueblo español, que no reacciona ante la obviedad de un gobierno social/comunista, cuyos dirigentes nos tienen adoctrinados, enclaustrados y subyugados, hasta la consecución de un estado Marxista-Leninista?

Nosotros y solo nosotros, seremos los únicos responsables, de nuestra propia desgracia.


Foto original sin cambio: YouTube (PODEMOS) – CC BY 3.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *