EL PETRÓLEO ES GRATIS, PERO SÁNCHEZ Y LAS MULTINACIONALES NOS ATRACAN

El barril de petróleo West Texas cotizó en valores negativos hace dos días. Es decir, no vale nada pero nosotros seguimos pagando impuestos y plusvalías excesivas al Gobierno y a las multinacionales por la compra de gasóleo, gasolinas y otros derivados.

Si miramos el barril de Brent, índice de referencia en Europa, éste se ha devaluado desde enero más de un 60%, pero los consumidores sólo pagamos un 15% menos por repostar nuestro vehículo.

El pacto entre los principales productores de petróleo, que son Rusia, Arabia Saudí y Estados Unidos, no ha tenido el efecto deseado para éstos. El mercado estima que la oferta es superior a la demanda y que ya no existen suficientes despósitos para almacenar los excedentes.

La situación está siendo crítica para todos los productores y especialmente para Estados Unidos, donde la industria del fracking está apunto de colapsar y con ello gran parte del dinero que Donald Trump pretendía obtener para el pago de la campaña electoral de este año.

Foto original sin cambio: Ivan SamanoCC BY-SA 4.0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *