EL GOLPE DE ESTADO DEL 14 DE ABRIL DEL 1931

Hoy es 14 de abril. Aparecen miles de banderas de la Segunda República en las redes sociales para conmemorar un golpe de estado, el del 1931. La izquierda rinde homenaje a una tradición muy española; la de arremeter contra la legalidad vigente, sea cual sea. Aquí tiene cuatro razones por las cuales al advenimiento del régimen republicano no se le puede llamar otra cosa que golpe de estado autoritario.

EL FRACASO DE LA SUBLEVACIÓN MILITAR DEL 1930

En el 1930, Miguel Primo de Rivera dimite y lo sustituye un directorio encabezado por el general Berenguer; este periodo también llamado « la dictablanda » está marcado por un cierto liberalismo. Se decretó la abolición de la censura y numerosas amnistías políticas.

Los republicanos se aprovecharon de esta tibieza para organizar una sublevación en Jaca en diciembre de 1930. La oposición no descartaba recurrir a la violencia para establecer sus reglas.

¿SE PUEDE CAMBIAR DE RÉGIMEN TRAS UNAS ELECCIONES LOCALES?

El almirante Aznar, el sustituto de Berenguer, convocó elecciones municipales para el 12 de abril de 1931. La victoria de los republicanos en las ciudades dio lugar a la proclamación del día 14.

¿Acaso es normal cambiar la legalidad vigente tras unas elecciones municipales? No hubo ni referéndum, ni elecciones a Cortes constituyentes: los republicanos dieron un golpe de estado ilegítimo en un contexto ya de guerra civil. Las iglesias se quemaban por decenas en Madrid, sin que el Estado hiciera nada para impedirlo; Manuel Azaña lo justificaría posteriormente con su conocida frase « España ha dejado de ser católica ».

LOS REPUBLICANOS NO GANARON LAS ELECCIONES

Además del carácter ilegítimo de esta proclamación republicana, se debe tener en cuenta que los republicanos no ganaron las elecciones municipales. Tan solo consiguieron imponerse en las grandes ciudades: la victoria de los monárquicos fue aplastante en el resto del país y de aquella España era muy mayoritariamente un país rural.

EL POSTERIOR GOLPE DE ESTADO DEL 1934

El autoritarismo de los republicanos — y más precisamente de la izquierda — culminará con el golpe de estado de octubre del 1934 cuando se quiso independizar Cataluña y los socialistas (UGT y PSOE) se insurreccionaron por la entrada en el gobierno de ministros de derechas. Los republicanos demostraron en aquel intento que solo aceptaban gobiernos afines a sus posiciones políticas; la derecha debía estar mantenida fuera del gobierno y lejos del poder.

Un comentario en “EL GOLPE DE ESTADO DEL 14 DE ABRIL DEL 1931

  1. La verdad es lo que es ! Y sigue siendo verdad aunque se piense al revés. Perdisteis la guerra ! Y la queréis ganar ahora con vuestras mentiras ! Ley de memoria histórica?? No podéis robarnos la historia . Joderos !|!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *