CORONAVIRUS: LLEGA LA PENURIA DE MEDICAMENTOS

Nueve grandes hospital europeos alertan sobre una posible penuria de medicamentos. El King’s Heal Partner de Londres, los hospitales de París y el hospital San Raffaele de Milán, advierten que los stocks de medicamentos usados para frenar el avance del coronavirus están acabándose poco a poco. En este aspecto, Francia ya autorizó el uso de medicamentos destinados a animales.

¿QUÉ MEDICAMENTOS PODRÍAN AGOTARSE?

A primer vista, serían los medicamentos que se usan para los enfermos en estados más críticos: los relajantes musculares, los sedantes y los medicamentos para el dolor (analgésicos). Se trataría de medicamentos como el midazolam, el propofol, el remifentanilo y del dexmedetomidina. 

EL INFORME DE LA AGENCIA ESPAÑOLA DE MEDICAMENTOS

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) ya señaló que los productos usados para intubar a los pacientes se estaban agotando. 

En su informe del 27 de marzo, la AEMPS llamó « a la responsabilidad para conseguir que estos medicamentos estén a disposición de los profesionales sanitarios de manera ajustada a las situaciones clínicas a las que tienen que hacer frente ».

¿EL USO DE MEDICAMENTOS PARA ANIMALES?

El decreto francés n° 2020-393 del 2 de abril de 2020, prevé que: « En caso de imposibilidad de suministro de productos farmacéuticos para uso humano, medicamentos de uso veterinario con el mismo fin terapéutico pueden ser prescritos ».  

Si eso no significa casi ningún cambio para los pacientes tratados con estos medicamentos, esta decisión política demuestra el riesgo importante de desabastecimiento de productos farmacéuticos en las próximas semanas en Europa. 

POSIBLE AGOTAMIENTO DE PRODUCTOS EXPERIMENTALES

Muchos médicos hablan de la posibilidad de prescribir hidroxicloroquina a los enfermos en estados no-avanzados de la enfermedad. Esto parece frenar el coronavirus, según los estudios llevados a cabo por el Hospital Universitario de Marsella. Tanto como el lopinavir y el ritonavir que se suelen usar para los seropositivos. 

La mediatización de estos experimentos también podría llevar a una penuria de estos medicamentos, lo que afectaría a un colectivo ya particularmente frágil. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *